FEDERALISMO AMBIENTAL Y CONTROL PÚBLICO

Desde la AGN, hemos intentado promover en forma constate y reiterada la tutela adecuada del medioambiente, exigiendo mayor control a las entidades locales allí donde parecen ausentes. Además, para el caso en que ellas omitan efectuar los controles adecuados, hemos promovido la ejecución y aplicación de la legislación de presupuestos mínimos ambientales.

Recientes desarrollos a nivel global señalan la necesidad de contar con mecanismos de control que estén orientados, no solo a evaluar la performance de la gestión medioambiental del gobierno, sino también determinar sus efectos en la calidad de vida de la población y en los niveles de preservación del ambiente para las generaciones futuras. Allí radica la relevancia de esta tarea, porque se ve afectado nuestro futuro.    

Cabe mencionar el evento que tuvo lugar ayer en el Honorable Senado de la Nación, donde se realizó la Jornada de “Desprotección Ambiental en la Argentina y Federalismo. El rol de la Auditoría General de la Nación”. Allí debatimos sobre esta problemática y sobre sus implicancias, porque sabemos que necesitamos un federalismo dinámico y cooperativo, que pueda adaptarse a las nuevas circunstancias y a los nuevos desafíos que impone la protección del ambiente.

Entiendo que es necesario dar un mayor protagonismo a las provincias en el diálogo tanto intra e inter federal, de manera de que importantes sectores de las relaciones y distribución de competencias en un Estado Federal se produzca por la concertación y cooperación de los actores relevantes y no como una imposición dominadora desde la Nación. Debemos rechazar un federalismo ingenuo y autodestructivo.

El federalismo ambiental debe ser concebido de modo tal que rechace una concepción estática de la distribución de competencias entre lo local y lo federal. También debemos pensar en un constante diálogo fomentado por este federalismo dinámico entre cada uno de los actores de la federación, esto es entre el Estado Federal, las Provincias, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los distintos Municipios. Es necesario fortalecer las posibilidades de coordinación del organismo destinado a la aplicación de los estándares desarrollados en procura de la protección del ambiente.

Las respuestas más adecuadas a los cambios y a los desafíos que hoy se presentan ante nosotros deben venir del debate. Es la discusión pública la que nos permitirá lograr los mejores argumentos, y tomar las decisiones acertadas para la construcción de políticas que preserven el medio ambiente y que permitan mantener la calidad ambiental para las generaciones futuras. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: