archivo

Archivos Mensuales: mayo 2014

 

En la década del ´90 el modelo privatizador de los ferrocarriles argentinos se caracterizó  por deficitarias gestiones en su mantenimiento, incapacidad técnica y operativa, y debilidad en los controles estatales. A pesar de las ventajas y potencialidades que ofrece el ferrocarril en nuestro país para el transporte de cargas, en la última década el Estado Nacional omitió tomar decisiones estratégicas para su reactivación.

A partir del año 2005 el transporte de carga en nuestro país se amesetó, hoy el 85% de la carga total es transportado por carretera, el 1,5% por sistema fluvial, y sólo el 15 % es trasportado por vías férreas. Por el contrario, países de la región como México, con una red que tiene alrededor de 11.000 km menos que la Argentina, transporta 6.5 veces más carga a través del transporte en tren que nuestro país. En el caso de países como Alemania, con una superficie casi ocho veces más pequeña que nuestro país, el transporte por camión representa sólo el 40 % del total, el transporte por tren el 50 %, y por barcazas el 10 % restante.

En un reciente informe especial aprobado por la Auditoria General de la Nación, se determinó que en un sistema de transporte eficiente y económico las distancias recorridas por camión no deberían superar los 400 km, ya que para fletar pequeños volúmenes de carga en distancias que no superen ese límite es mejor el camión, porque puede transportar mercadería puerta a puerta. Sin embargo, superando esa distancia el ferrocarril es el medio más idóneo por soportar cargas masivas.

Mientras un camión puede soportar como máximo 30 toneladas, una formación ferroviaria puede soportar 2.500 toneladas. A modo de ejemplo, el traslado de un container de 20 pies desde Salta a Buenos Aires cuesta 2.400 dólares, a valores de 2011, siendo más económico traerlo desde el puerto de Shanghái a Buenos Aires por vía marítima. A esto debe sumarse lo referido a las economías regionales, que se sitúan lejos de las terminales portuarias, y en donde el uso del camión por falta de trenes encarece los costos generando pérdidas de competitividad. Además, la red vial argentina no está capacitada para soportar el aumento del transporte de carga, debido a que gran parte de la red no ha recibido obras para reforzar su estructura en muchos años.

Estos datos dan cuenta de las ventajas comparativas que presenta el ferrocarril como un medio ideal de transporte para países de gran extensión territorial como el nuestro, en donde su uso puede ser optimizado si se lo combina también con vías navegables. Se sostiene que cada punto porcentual ganado por el ferrocarril al camión, redituaría a la sociedad unos 70 millones de dólares anuales, un dato que demuestra que debe fomentarse el uso de las variadas opciones de transporte en forma estratégica, teniendo en cuenta las ventajas y desventajas de cada una.

En este sentido, los datos resultantes del informe de la AGN son  útiles para el diseño de un sistema de transporte adecuado y acorde a las potencialidades de nuestro país, teniendo en cuenta las necesidades de todas las provincias y de las regiones alejadas de los puertos, como es el caso de las provincias del Norte.

Fuentes:

-CNRT (Comisión Nacional de Regulación de Transporte) FFCE (Estadísticas Operativas).

-Estudio: Paradojas en el transporte, investigación de Marcelo Larraquy

-Resolución AGN 04/2014 (Estudio especial de seguridad vial vinculado a los aspectos de la infraestructura vial)

Anuncios

En la provincia de Jujuy la temporada de lucha contra incendios forestales y campo se extiende desde el mes de Julio al mes de Diciembre, se caracteriza por la existencia de mayor vulnerabilidad para la formación de incendios. El cuerpo encargado a nivel provincial de prevenir los incendios es la Brigada Provincial de Incendios Forestales y de Campo, que depende de la Secretaría de Gestión Ambiental.  Este cuerpo tiene por objetivo la impostergable defensa del patrimonio ambiental de la Provincia. Su protagonismo es de gran importancia, dada la variedad de zonas que Jujuy alberga, con paisajes que van desde la puna, pasando por zonas de selvas y valles, con zonas de montañas, con picos majestuosos como lo es el cerro Chañi.

Es necesario capacitar adecuadamente a este valioso cuerpo que presta un servicio clave para nuestra Provincia y reconocer como riesgosa la actividad que realizan, otorgándole un seguro médico adecuado conjuntamente con estabilidad laboral. Este cuerpo además debería contar con un número de Brigadistas suficiente para cubrir adecuadamente la Provincia. No debe olvidarse el valor de su tarea ya que arriesgan su vida a diario cuando realizan su trabajo.

Por otro lado, si bien los Brigadistas participan también de rescates en montañas, es necesario que se disponga de un grupo de rescatistas especializados para tal tarea. Debido al paisaje y a sus particulares condiciones geográficas la Provincia de Jujuy es habitualmente un lugar elegido por turistas para realizar actividades como el montañismo, el trekking, y en general el turismo aventura. Es sabido que para la realización de tales actividades riesgosas, es necesaria una estructura con personal especializado en el auxilio y en la prevención de tragedias. Es urgente que el Estado disponga de una estructura que sea capaz de dar contención a todas las situaciones que pueden derivarse de la realización de actividades riesgosas. Deben estructurarse condiciones estatales óptimas para que los grupos de rescate puedan desarrollar las actividades de auxilio necesarias en la Provincia.

Al igual que el trabajo de los Brigadistas, el trabajo de los Rescatistas de montaña es un trabajo de riesgo, algo que debe tenerse en consideración a la hora del establecimiento de los incentivos necesarios para su desarrollo. Hoy, lamentablemente, no es obligatorio contratar un guía para realizar los circuitos turísticos de montaña y de selva existentes en la provincia. Deben prestarse especial atención a la formación de rescatistas especializados, también debe insistirse en la instauración y ejecución de un protocolo de gestión de emergencia y una señalización clara en todo el territorio respecto de peligros que presenta el terreno, para poder sobrellevar situaciones riesgosas y para mantener a salvo a quienes se acercan a la Provincia para realizar estas actividades.

Es importante recordar que a la última procesión de la Virgen de Punta Corral no asistieron los Brigadistas, como consecuencia de la falta de respuesta por parte del Estado Provincial antes sus reclamos laborales. Incluso si los Brigadistas hubiesen asistido a la procesión es necesario remarcar la necesidad de un grupo especializado en el rescate para situaciones como estas, en celebraciones populares en donde la concurrencia de los ciudadanos jujeños es masiva. Existen datos que  indican que en el marco del operativo sanitario realizado en la procesión del año  pasado se atendieron 5825 personas. Cabe destacar además que ante la desaparición de un joven en la procesión de Punta Corral el mismo fue hallado por un vaqueano en la zona de Ocloyas, lo cual reafirma la deficiencia de la estructura estatal dispuesta para esta clase de eventos y el alto riesgo para los ciudadanos que asisten. Mención aparte merece el doloroso evento de la pareja de médicos perdidos en el Parque Nacional Calilegua en Enero pasado, que derivó en consecuencias trágicas.

Es necesario el desarrollo de equipos de prevención acompañados por el Estado Provincial, que accedan a las capacitaciones necesarias para el desarrollo de la actividad y que encuentren condiciones laborales que reconozcan el alto riesgo implícito que conlleva la actividad que desarrollan. También es necesario centralizar estas actividades, y desarrollar una planificación para el uso de los recursos en la Provincia. Debemos aprovechar las posibilidades turísticas de nuestra provincia en forma responsable y aumentar los niveles de prevención, porque prevenir es anticiparse a las consecuencias de los hechos, y la prevención conduce a asegurar la salud y la vida de los ciudadanos.