archivo

Archivos Mensuales: abril 2014

La AGN aprobó un informe sobre un programa de saneamiento de la contaminación ambiental de la ex fundición Metal Huasi en Abra Pampa. 

Hace más de dos décadas que la localidad de Abra Pampa, en la provincia de Jujuy, es conocida por ser una zona contaminada con altos niveles de plomo. Las familias de Abra Pampa coexisten con esta situación desde 1990, año en que la empresa Metal Huasi (dedicada a la extracción y fundición de plomo) quebrara dejando atrás toneladas de desechos tóxicos que provocaron un deterioro notable en el medio ambiente y en la salud de los habitantes.

Desde entonces distintas instituciones tomaron intervención sobre esta problemática, entre ellas la Universidad de la Provincia de Jujuy que en 2006 realizó un estudio que midió la cantidad de plomo en sangre de los habitantes de la localidad, el resultado arrojó que el 81% de los niños de Abra Pampa sufría de saturnismo, es decir envenenamiento por plomo en sangre. Tres años más tarde la Clínica de Derechos Humanos de la Universidad de Texas un informe en el que detectó serias violaciones a los Derechos Humanos de los Abra Pampeños.

Recién en noviembre del 2007, es decir diecisiete años más tarde, el Gobierno Nacional decidió aprobar un Contrato de Préstamo con el Banco Interamericano de Desarrollo, para ejecutar un Programa de gestión ambiental, por un total de US$ 50 millones, en el que se contempló un plan para la remediación de las áreas impactadas por la actividad minera en la ex fundición Metal Huasi, en Abra Pampa.

La importancia de dicha problemática condujo a que La Auditoría General de la Nación realizara una auditoría de dicho programa.  

La situación ambiental era tan crítica, que los habitantes de Abra Pampa  realizaron sucesivas demandas para el adelanto de las tareas de remediación parcial, esto es remoción de escorias, escombros y suelos impactados. Pero estas labores se realizaron sin los recaudos necesarios. En este punto, es importante destacar el nutrido informe de La Clínica de Derechos Humanos de La Universidad de Texas[1], tomado como antecedente de la auditoría realizada. Del mismo surge que: “el retiro de los desechos se ha realizado con muy poca transparencia o responsabilidad” (…) “La pila más grande de desecho, que se acumuló en el centro del pueblo, fue removida en enero de 2009, pero se ha hecho muy poco para proteger o informar a los residentes de los peligros asociados con su limpieza, especialmente al remover y dispersar el polvo de plomo oxidado altamente tóxico”.

En cuanto al informe de auditoría, la AGN detectó que solo se aplicó el 17% del total de los fondos previstos para la ejecución de las tareas de remediación.

Por otra parte, el programa no contempla campañas de concientización de la población sobre la importancia de la extracción de muestras de sangre, lo que sería fundamental, teniendo en cuenta análisis que mostraron niveles de plomo en sangre superiores a los de referencia.

Para la fecha de conclusión de la auditoría, aún quedaba pendiente de ejecución la fase final, que implica la parte relevante del programa, lo que incluía la demolición de instalaciones, máquinas, chatarra y remediación de la ex fundición Metal Huasi; la disposición final en condiciones de residuos peligrosos, la ejecución de las obras de uso elegidas por los habitantes de la localidad de Abra Pampa, y el nuevo tratamiento las áreas y sectores que el control de suelos posterior a la primera etapa de remediación determinó que continuaban contaminados.

El informe recomienda, entre otras cosas, adoptar los medios necesarios para realizar la ejecución de las inversiones dentro de los plazos previstos, asegurar la ejecución de la fase final de las obras de remediación del pasivo ambiental de la ex fundición Metal Huasi, así como también brindar el apoyo necesario a las autoridades sanitarias provinciales y locales para implementar una campaña de concientización de la población de Abra Pampa sobre la importancia de las muestras de sangre y la determinación de los niveles de plomo, a los efectos del diagnóstico y tratamiento de las personas contaminadas.

Ahora bien, las observaciones de la AGN están dirigidas al Gobierno Nacional, en tanto que la provincia de Jujuy, está obligada, a partir de la sanción de la ley n°4523  a disponer de medidas tendientes a evitar la progresión del Saturnismo en la provincia.

La Ley N° 4523, no solo establece la obligación de denuncia de casos de saturnismo, sino que también dispone que la Secretaría de Salud, lleve un registro de antecedentes con los casos denunciados, y al mismo tiempo proceda a la instalación de lugares especiales para la atención y tratamiento específico de los enfermos de saturnismo, con las adecuaciones presupuestarias que sean necesarias. La ley prevé que los gastos emergentes del cumplimiento de la misma, sean atendidos con fondos de la partida de Gastos Generales del presupuesto General de la Provincia.

 Como en la mayoría de los conflictos ambientales, es necesario que el Gobierno Nacional trabaje junto al Gobierno Provincial para que finalmente los habitantes de Abra Pampa puedan gozar de su derecho constitucional al medioambiente sano y equilibrado.

 

 

 

[1] https://www.utexas.edu/law/clinics/humanrights/abra-pampa-es.pdf

Anuncios